martes, septiembre 19, 2006

1. Hands Clean (El que no fue).

El siguiente es el primero de una pretendida trilogía dedicada enteramente a Isha.
Te quiero mucho Ish, gracias por tu amistad.


If it weren't for your maturity none of this would have happened

If you weren't so wise beyond your years I would've been able to control myself
If it weren't for my attention you wouldn't have been successful and
If it weren't for me you would never have amounted to very much

Cuando en el 2002 se escuchaba en el radio la canción “Hands Clean” de Alanis Morissette, una canción que relata la relación entre dos personas que por diferencia de edades y contextos, no debía ser (pero ya sabemos todos que el deber-ser sirve para tres cosas, ninguna de ellas útiles), irremediablemente pensaba en él (al día de hoy la melodía me remite a esta historia).

Con un cortejo que se tomó 10 veces más en tiempo de lo que el breve episodio de “relación” como tal duró (aproximadamente un año de foreplay que súbitamente culminó con apenas un mes de aventura), él fue una de esas aproximaciones sucesivas que hice hacia lo que la Bruja apropiadamente llama “tocar el deseo” y que finalmente no concretó en nada, aunque no por falta de ganas o disposición, cuando finalmente dije que sí…..salió corriendo (casi literalmente).

Las circunstancias no fueron las adecuadas, supongo. Tal vez mi situación…o la suya, o igual uno busca explicaciones de más porque subestimamos el poder que el miedo tiene sobre nosotros y nuestras acciones e inacciones.

Recuerdo que con dos lustros de más en su haber, lo encontraba fascinante, seductor, ése es el adjetivo adecuado. Lo suficientemente interesante como para que personalmente quisiera saber más. Yo, creo que le atraía porque lograba compensar la juventud con libros y una manera de pensar que quizá no correspondía a la de mis contemporáneos.

Los años pasaron. Recientemente lo reencontré y, bueno, ninguno de los dos somos los mismos, es interesante ver lo mucho que se pueden separar los caminos en apenas unos años. Ya no me resultó seductor y sin embargo, desde hace un rato que con él me puedo comunicar en otro canal, con el tipo de confianza que se le llega a tener al “cuate con el que casi…” si se logra sobrevivir a eso mismo.

Lo aprecio mucho, significó en mi historia la primera apuesta seria en contra de toda mi lógica, principios y probabilidades y aunque no haya logrado cuajar (lo cual probablemente fue lo mejor que pudo pasar), lo importante, como bien apunta mi querida directora de MK, es la acción.

We'll fast forward to a few years later
And no one knows except the both of us
I’ve more than honored your request for silence
And you've washed your hands clean of this

What part of our history's reinvented and under rug swept?
What part of your memory is selective and tends to forget?
What with this distance it seems so obvious?

1 comentarios:

isha dijo...

Me preguntaba cuánto tendría que espera?, gracias por dejarme compartir eso que a nosotras si nos pesa "la amistad", por compartirme lo que sabes y lo bien que escribes. Te quiero Anita.