lunes, marzo 31, 2008

I really do...

Mis papás trajeron camarones de sus vacaciones en Mazatlán y no sabían cómo cocinarlos. Le pregunté al Detective (que además de detective sospecho es chef) y gustoso me dio una receta para preparar "camarones al ajillo suave". Me quedaron deliciosos. Le pregunté a mi papá si ya me podía casar y respondió que sí, pero agregó que le iba a salir muy cara al marido si lo único que se cocinar son camarones.
Nos reimos mucho.
Amo a mi papá.

3 comentarios:

Raúl Ernesto dijo...

Mochate con la receta!...

caracol dijo...

para que te quieres casar??

a mi me encantan los camarones y también amo a mi papá.

un abrazo

Darth Tater dijo...

Lo bueno de los camarones es que los puedes hacer rendir un montón... y ya se me antojaron... mmmm