sábado, febrero 23, 2008

Pepe el Toro es inocente, la historia.

Primero un chiste no actualizado a los acontecimientos políticos recientes:
Están reunidos Bush, Putin y Fox, durante un break en una conferencia, hablando sobre cuál guardia presidencial es mejor.
Dice Bush:
-Mi guardia ser la que tiene más huevos, miren: Smith, come here!!
-Yes Sir!!
-Smith, aviéntese de el último piso de ese edificio cabeza abajo y no cierre los ojos !
-Yes Sir!!
Sube corriendo Smith al último piso, se quita los lentes y se avienta cabeza abajo y sin cerrar los ojos. Al estrellarse la cabeza, Bush comenta: ven?, esos ser huevos!!.
Responde entonces Puttin:
-Eso no es nada, Smirnoff venga acá!!
-Señor!!
-Smirnoff, tome tres pistolas y dese un disparo en la cabeza
-Señor !!
Smirnoff toma las pistolas, corta cartucho y apunta los 3 cañones hacia su cabeza. Dispara y al caer, Puttin comenta: ven? esos son huevos!!
A lo que Fox se rie y murmura entre dientes: estos pendejos, no'mbre, eso no es nada, miren:
-Pancho !!
-Qué !!
-Ven acá!!
-Ah, ven tú !!
Ven? , Esos son huevos.
Ahora sí, en qué va la novela:
El lunes fui a presentar mi declaración en las oficinas del corporativo, la abogado que me tocó no se puso tan ruda, creo haberme deslindado ya de toda responsabilidad, pero ahora, me están presionando para que renuncie. El chavo de mi equipo a quien promovieron y cambiaron de oficina, les ha estado hablando a los que quedan acá para invitarlos a que se vayan con él. Para mi sorpresa, mi equipo de trabajo me tiene una extraña lealtad (dadas las circunstancias)y me informaron de qué era lo que sucedía. Les agradecí y les indiqué que esta era su oportunidad de negociar un mejor sueldo, pero ninguno se quiere ir y no porque prefieran quedarse conmigo, sólo no desean estar allá.
Igual se corre el rumor de que nos cambiarán el esquema de contratación, nos harán firmar la renuncia y un nuevo contrato en el que se indica que percibimos únicamente el salario mínimo y el resto del sueldo lo etiquetan como "bono" (un esquema pinche en el que ya trabajé y al cual no quiero regresar).
El jueves me estaban esperando en la entrada de la oficina para decirme que no podía pasar porque ya era muy tarde (9:20 aprox). Fue una medida por completo personal, después de mi (como 40 min. después) llegaron otros compañeros del área y los dejaron entrar sin problemas.
Yo me fui manejando sin saber muy bien a dónde, termine en las calles que están atrás de la gandhi, en chimalistac. Debi quedarme sentada agarrando el volante como 15 minutos, sin saber que hacer. Pensé en regresarme a renunciar de una vez y mandarlos a todos al diablo, y entonces, en el radio se escuchó esto:
-La que sigue se llama Good Riddance, son las 9:37. Escuchan Reactor.

La canción me pegó como tubo. La letra me viene tan justa en este momento, que nuevamente senti estar recibiendo un mensaje especial. Lloré, me calmé, respiré y me fui a C.U a la biblioteca para investigar mi tarea. Estuve ahi todo el día. Llegué a mi casa un poco antes de la hora acostumbrada y opté por no contarles nada a mis papás de lo ocurrido ese día, ya de por sí están bastante preocupados por mi.

El viernes le hicieron firmar su renuncia a uno de los integrantes de mi equipo que no se quiso ir con Gerardo (así se llama el promovido). Desafortunadamente decidió enfrentarse al nuevo jefe sin ningún argumento pensado, le ganó la emoción y dijo algo inadecuado, de lo cual se valieron para indicarle que lo que seguía era una renuncia, no un despido. Mandaron llamar a otras dos chicas del equipo para indicarles que se presentaran el lunes en las oficinas del corporativo. Alcancé a hablar con ellas antes de, para que no la regaran diciendo algo comprometedor enmedio de su nerviosismo. A mi, entre risas muy cordiales, el nuevo jefe me dijo que me regresaban a programar. Yo espero que lo hagan, porque no sé el lenguaje que usan, y como programadora, les algo muy cara, así que la opción lógica, es que me despidan. Su nuevo contrato, no lo pienso firmar.

Mientras, como la canción de los perritos, de los 7 que tenía, ya sólo me queda uno. El jueves estuve a 15 minutos de renunciar. Luego me di cuenta que eso es justo lo que quieren. Y no les voy a dar el gusto.

Ahora, por los mios, que pueden no ser muy azules pero si le andan tirando a un lapizlázuli tornasol, me quedo. Hasta que a mi me convenga, porque tengo otra oferta o me van a liquidar.

ESOS, son huevos.

3 comentarios:

Gerardo dijo...

Pues que mal que lleve ese nombre, no me benefia como homónimo; aunque un nombre no hace totalmente a una persona. Espero que al final tengas la mejor opción para ti y quedes satisfecha contigo misma.

LuCa dijo...

Nunca tendras frente a ti un problema ke no puedas resolver, y de alguna manera divina te llega un poco de aliento...

No seas como los huevos, ni como las zanahorias, se mejor como el café...

LuCa.

caracol dijo...

estoy pendiente del desenlace. espero que no te esté yendo tan mal, nena.
ánimo... por más trillado que suene y por más que yo misma odie oirle, siempre hay cosas mejores a la vuelta...